CÓMO SALIR DE LA RUTINA, CONECTAR CON LA CREATIVIDAD Y DISFRUTAR DE LA SEXUALIDAD

fecha

Somos seres únicos, diversos y maravillosos con una historia que contar. El relato que tengamos sobre la creatividad nos permitirá crear o nos limitará, el relato que tengamos sobre la sexualidad nos ofrecerá crecimiento o involución.  En este artículo os hablo de dos componentes que tienen mucho en común y unidos se potencian mutuamente, son la creatividad y la sexualidad.

Si unimos la creatividad y la sexualidad obtendremos como resultado una experiencia sublime, estaríamos enriqueciendo nuestro imaginario y potenciando nuestro poder creador. En esta combinación no pueden faltar la intuición y la inspiración, siendo dos aliadas del amor, el gozo y la pasión.

Einstein comentó a un amigo: “Cuando me examino a mí mismo y mis métodos de pensamiento, llego a la conclusión de que el regalo de la imaginación ha significado más para mí que cualquier talento para poder encontrar el conocimiento absoluto (…) todos los grandes avances de la ciencia deben empezar desde el conocimiento intuitivo”.

¿A dónde te llevan estas palabras?, en mi imaginario me llevan a aplicarlas en mi día a día, me invita a reflexionar inspirándome a priorizar la imaginación y la creatividad.

Os invito a que realicéis la siguiente práctica en casa, es importante que dejéis volar vuestra imaginación, no pongáis límites, dejar que la inspiración os guíe y disfrutad. Me gustaría que pintases alguna fantasía, que dibujes un objeto que te conecte con tu erótica y que le pongas color a tu sexualidad, ¿Cómo sería tu obra?, compártela con tu pareja, con tus amigas y si te apetece cuéntame cómo ha sido la experiencia en los comentarios de debajo de este post.

Somos seres únicos, diversos y maravillosos con una historia que contar.

Vanesa Falcón

Fomentemos la imaginación para enriquecer nuestro lenguaje, nuestras acciones y nuestra vida. Dejemos espacio a la pasión para apasionarnos cada día con la cotidianeidad, dando valor a nuestra intimidad observando cada momento como único e irrepetible.

Os comparto algo interesante sobre el cerebro para que lo conozcáis un poco más. Está programado para ahorrar energía, y ante esta característica, reacciona de la siguiente manera: ante un concepto nuestro cerebro sin pensar asocia ideas porque siempre busca ahorrar. Por ejemplo ante la palabra chocolate nos llegarán ideas como onza, polvo, rallado…, ahora vosotros ¿Qué palabras os llegan a la cabeza?. Otro concepto por ejemplo playa ¿Qué ideas os llegan?, a mi me llegan agua, arena, sol, etcétera. Hay una explicación científica para esto, lo que sucede es que nos quedamos encasillados en el concepto chocolate o playa y no ofrecemos alternativas diferentes, lo mismo ocurre un día cualquiera con tu pareja o en un encuentro sexual. Es posible que el cerebro recurra al concepto de sexualidad e intimidad que tengas asociado y no genere nuevas combinaciones.

 

Los conceptos anclan al cerebro y no le permiten ofrecer otras alternativas.

Los conceptos anclan el cerebro y no le permiten ofrecer otras alternativas, es el modo automático, aunque tenemos también modo manual, y alternativas para enriquecer nuestra imaginación y por tanto alimentar nuestra creatividad y pasión.

Para salir de los márgenes y del significado que tiene para nosotros el concepto, ya sea sexualidad, alguna práctica erótica, una cena con tu pareja, etc, podemos utilizar la técnica del engaño o la de conectar ideas diferentes generando anclajes. Conectar ideas para crear una solución completamente diferente y disruptiva. O enlazar conceptos diferentes hasta generar resultados, porque al ser conceptos diferentes sacamos al cerebro de la automatización de respuestas obligándole a pensar y generar otro tipo de soluciones. Por tanto, o engañar al cerebro o fomentar la conexión entre ideas, que no tengan a priori ninguna conexión.

Fomentemos la imaginación para enriquecer nuestro lenguaje, nuestras acciones y nuestra vida. 

Quiero compartiros otra práctica para jugar con estas ideas y que generéis encuentros más creativos y apasionantes. 

Práctica: necesitareis papel blanco, lápices de colores, imaginación y creatividad. Pensad un concepto sexológico, por ejemplo seducción y llevarlo al papel. Dibujar, escribir y garabatear cosas que se os ocurran y que no tengan nada que ver con la seducción, por ejemplo manzana. Escribir tantas como querías y cuando tengáis suficiente elegid una cada uno  y seduciros. En el ejemplo de seducción y manzana podéis jugar a comer una manzana de forma sensual mientras os miráis, o masajear con la manzana el cuerpo del otro/a. Dejad la razón a un lado, conectar con el sentir  y que el juego os guíe. La diversión y el gozo están asegurados, ahora que sabéis un poco más sobre el cerebro no tenéis excusa para salir del modo ahorro, disfrutar de vuestra imaginación y resignificar la monotonía.

¿Qué os ha parecido este post? Si habéis llevado a cabo alguna de las prácticas y os apetece compartir vuestra experiencia, dejadme debajo vuestros comentarios y os leeré y responderé con mucho gusto

Comparte si te gustó

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Deja una respuesta

otros
artículos